Habitar la pelvis! Del dolor al placer despertando mi Mujer Salvaje

Este finde he estado de homenaje personal, habitando mi cuerpo en profundidad, a través de una técnica llamada Diafreo con Carolina Izquierdo, parecida a la anti-gimnasia de Therese Bertherat que ya conocía y tuve el placer de poder practicar con una terapeuta durante años, que por cierto Carolina tiene preparado un retiro muy recomendable Diafreo y Empoderamiento para Mujeres  si sólo con la diafreo ya te quedas suave como la seda… con todo el Retiro tiene que ser la bomba!

 

Aún con todo lo practicado en mi durante mucho tiempo y lo que veo en vosotras cuando os acompaño en sesiones o talleres… no deja de sorprenderme el trabajo con lo sutil, las puertas que el mismo cuerpo nos abre para poder habitarnos en profundidad cuando realmente paramos a escucharlo permitiendo que abra las memorias para expresar lo real que sucede más allá de la mente….

 

En este Retiro he tenido 3 Re-Descubrimientos

1. Habitar mi pelvis.

Si, lo sé! Suena muy bien la palabra habitar…. Y por estos lares de crecimiento personal la usamos mucho pero realmente hay palabras que nos acostumbramos a decirlas, pero no están del todo pasadas por el filtro…. percibir y sentir en tridimensional toda esta zona de mi pelvis, caderas, etc… me ha traído recuerdos y memorias para sanar en profundidad situaciones ancladas en mi cuerpo grabadas en memorias de dolor.

Fíjate que curioso la definición de la palabra “habitar”

  1. Vivir habitualmente [una persona o un animal] en una zona o lugar determinados.
  2. Ocupar [una persona] una casa u otro lugar y vivir en él

 

Si esto lo trasladamos a nuestro propio cuerpo…

¿Cuánto tiempo estamos realmente habitándonos?

¿Cuánto tiempo realmente nos estamos ocupando a nosotras mismas?

 

Habitualmente tenemos concepto de nuestro cuerpo a lo largo y ancho pero no de su volumen interno, seguramente si piensas en tu útero y tus ovarios lo primero que percibes es verlo o sentirlo flotando por dentro de ti, a mi me sucedía esto, tal cual como si miras una lamina de anatomía…. El útero y los ovarios suspendidos en la nada!

 

Pruébalo!! Intenta llevar tu mirada interna hacia esta zona y a ver que sale!!

 

El otro punto que he descubierto ha sido una re-confirmación de algo que venía tiempo sintiendo….

 

2. Del dolor al placer y del placer al dolor hay una muy delgada línea fina….

Si! Nos da miedo explorar el dolor en la vida en general, si lo llevamos a nuestro físico hay partes del cuerpo que lo gritan continuamente, nos quejamos, las tapamos con parches emocionales como pudiera ser revolcarnos en la “pobrecita de mi” o bien las dormimos con medicamentos y corremos un es-tupido velo…. pero realmente el dolor puede convertirse en placer, cuando te atreves a mirarlo a la cara, a sentirlo en todas sus facetas empieza a diluirse convirtiéndose en sensaciones de placer, quizás hasta desconocidas por el momento.

Del placer al dolor sucede muy parecido… cuando realmente te permites gozar y disfrutar de cualquier punto de placer en tu cuerpo la mente entra en otra dimensión llevándote hasta la desconexión de lo racional, te sorprende algunas veces trasgrediendo y haciendo saltar algún dolor interno emocional del que seguramente no sabías que estaba ahí en esa memoria de tu cuerpo o quizás te venga a la mente lo antiguo que es y el poco caso que le hiciste en su momento para gestionarlo.

 

 

¿Cuántas veces terminaste un berrinche tremendo de llanto y desesperación a risas y carcajadas?

¿Cuántas veces te sorprendió un llanto profundo en pleno orgasmo?

 

A que sí!! Se puede!

Nada es eterno y todo se transforma, y muchas veces nosotras mismas nos resistimos a esa transformación pues estamos ahí enganchadas al punto doloroso, quizás se necesite un tiempo para darle forma a lo que te sucede y poder ordenarlo, pero a veces se alarga demasiado pues llegamos a identificarnos con ese dolor, a vivir a través de él e incluso creer que es nuestro para siempre, quizás porque nos creamos a través de él una identificación un personaje del cual luego nos cuesta la vida desprendernos por que creemos que caeremos en el vacío eterno y ya no seremos nadie….

 

¿Y qué pasaría si nos habitáramos más?

Estaríamos mas conectadas con nuestro mundo emocional interno, con el dolor también, físico y emocional….

Pero!! También estaríamos mas conectadas con el placer! Tanto físico como emocional…. ¿No crees?

 

El miedo al dolor es muy instintivo y racional desde los albores de la humanidad evitamos aquellas cosas que alguna vez nos produjeron dolor como mecanismo de protección. Pero… si algo nos produce placer y trasmuta en dolor también puede quedarse asociado a dolor en tu interior. Así que visto lo visto! Yo por mi parte seguiré investigando cuando aparezcan puntos de dolor por si se convierten en placer pero también pienso seguir investigando la línea infinita del placer que me lleva a lo inconsciente más profundo, uno de mis compromisos de cierre de este retiro fue ese… “pararme a respirar la próxima vez que me vea en huida ante el placer” y de ahí decidir si voy o vengo 😉

 

3.La Mujer Salvaje me Habita

Días anteriores al Retiro me llegó la inspiración para crear un curso llamado “Mujer Salvaje” y ahora en la distancia después del fin de semana veo como en contrapartida a yo habitar dentro de mi descubrí facetas que viven y me hacen vivir mucho más conectada a los sentidos, a los placeres y sobre todo a la despreocupación de tener que estar todo encajado y ordenado tal cual diga lo racional, cultural o aceptable…. Ligado a esos limites del placer, que muchas veces van unidos a como expresamos a través de nuestro propio cuerpo

La Mujer Salvaje me habita, esto siempre fue así, yo creo que esta faceta viene en nosotras de serie, pero la vida, las circunstancias, el entorno, la educación que hemos recibido y otros factores no dejan que afloren esos sentimientos más instintivos y básicos de supervivencia ligados a los sentidos, el oído, el olfato, el tacto, la visión, la percepción intuitiva y hasta aquí más menos conocido por todas ¿Verdad?

Pero… si te digo que todo esto influye en tu día a día a través de tus órganos sexuales, de tu pechos, de tus ovarios, útero, etc…. ¿Qué me cuentas ahora? Alucinante Verdad!!

Pues si, como siempre he dicho, no somos tan diferentes de la naturaleza, somos un bichito más y tarde o temprano el cuerpo necesita volver a estos instintos para vivir de forma saludable. Siempre que entro en este trabajo saco algo nuevo… nuca termino de aprender, de descubrir y eso sí!! De gozar cada vez más a través de lo que compone mi Ser a través de mis órganos y como se expresan

 

Te invito a que pases y te unas a este grupo de Mujeres Salvajes que inicia el 13 de Julio bajo la potente Luna Nueva con Eclipse que nos espera, nada es casualidad!!

Si estás aquí leyendo y te vibra el corazón Adelante!!

Haz clic Aquí!

 

Vamos a estar entrando a nuestro físico, órgano por órgano, elemento por elemento, para habitar-nos verdaderamente pasando por el filtro de nuestro cuerpo todo aquellos conceptos que puedan surgir en nuestra mente.

 

Experimentar y Gozar va a ser la clave con este Curso Placentero y Veraniego.

¿Que mejor momento que el verano para disfrutar de tu Cuerpo?

 

Abrazos Cálidos!

Mila Torró

 

 

 

Únete al Círculo

y recibe tu regalo de Sanación

Comienza el viaje hacia tu equilibrio femenino, coge las riendas de tu cuerpo.

¡Felicidades ya estás dentro!