Circulo Afrodita nació de la ebullición de lo femenino, del sentir la energía femenina en mi.

Mi nombre es Mila Torró Sanchis, nací en el mismo lugar donde vivo, entre montañas, al norte de la provincia de Alicante, donde crecí entre naturaleza y animales. A mi madre le agradezco me criara en libertad guiándome siempre a ser independiente, a mi padre le agradezco que me contagiara su amor por los animales y la naturaleza. Me declaro amante de la naturaleza y lo natural.

Mi historia en la “feminidad” empieza conmigo misma.

En mi primera visita ginecológica descubrí que no estaba sola…. ¡compartíamos ovario! un teratoma quístico y yo, aquello despertó en mi gran ansiedad, una intervención quirúrgica donde peligraba mi ovario derecho, viví aquella situación lo mejor que podía en esos momentos, con los años descubrí… entre terapias, grupos y conexiones con mi interior…. la pena y el dolor que se quedaron escondidos en aquel ovario “mutilado”.

 

A los pocos años llego un nuevo camino, el de la “infertilidad”…. Una etapa traumática, dura y emocionalmente destructiva al que yo llamaría camino de “fertilidad”, pues aquí empezó mi crecimiento y re-encuentro  como mujer, empecé a tomar conciencia de mi cuerpo, de la naturaleza femenina, de mis ciclos y necesidades naturales… de dejar de machacar mi cuerpo atiborrado de hormonas hasta las cejas y saturado de emociones por recolocar. Y decidí vivir y disfrutar y un año después… la vida me sorprendió con un gran regalo…. ¡embarazo! ¿curioso ¿no? cuando había decido  hacer “marcha”…. me encontraba con proyectos y estudios por delante.

Pero la ensoñación en la que nos encontrábamos duro poco… la primera visita al ginecólogo… 9 semanas de gestación, feto sin latido. Nuestro bebé había dejado de latir en la 8º, pufffff sin palabras…. aquí la vida me dio un revés, un revolcón de los grandes, tocada y hundida.

Todo alrededor se quedó vacío, nublado, roto…. pero los días pasan y no sabes ni muy bien como pero vas volviendo a un cierta normalidad, digo cierta por durante mucho tiempo, años, he ido transitando por el camino del duelo, hoy puedo hablar de ello, no sin llegue a emborronarse mi vista… gracias a la formación en Acompañamiento en Duelo Gestacional y Perinatal me reinvente a mi misma en este camino, y hoy le doy las gracias a nuestra preciosa “estrella”, por la gran experiencia de vida, y el regalo de la transformación…

De crisálida a Mariposa, transformación y crecimiento personal.

Dentro de mi vive un gusanillo curioso e inquieto, que me a llevado por formaciones y caminos “curiosos”, empecé con el Reiki, transitando todos los niveles, e integrándolos de la tal manera, que hoy forman parte mi día a día, ahí empezó mi pasión por lo energético, luego llego el Taichí, su práctica me embelesaba, me hacia perderme en la nada, pudiendo dejar mi cabecita pensante afuera de la sala, y….  llegó a mi un ciclo formativo de Instructor de Tai-Chí y Chi-Kung,  ligado al apasionante mundo de la Medicina Tradicional China, en la Asociación Nei Kung, un “master” en energías… formación que me a llevó por el camino que menos imagine, abriéndome las puertas al acompañamiento de mujeres, embarazadas empoderándose hacia su parto, mamas en tribu apoyándose en la crianza, Taichi para embarazadas y mujeres en general, y sigo en ello… una formación continua, un camino de vida, “El camino del Tao”.

Años de experiencia en el mundo de la estética, me mostraron que me gusta la cercanía con la gente, y este campo me abrió las puertas hacia las terapias, masajes, junto con todo lo energético.

Mis necesidades y curiosidades me adentraron en el conocimiento de mi ciclo, a través del libro “Luna Roja” de Miranda Gray, descubrí otro prisma, ver la vida a través del ciclo menstrual, y tras varios años de re-encuentro conmigo misma con la herramienta de los arquetipos, las fases de la Luna, las bendiciones de Útero, las Diosas que habitan en nosotras, llego un GRAN regalo, el camino de la Moon Mother,a partir de aquí aumento mi pasión y ganas por compartir “algo” que yo siento me ha hecho tanto bien, Bendiciones y Sanaciones de Útero para las mujeres, y todas las herramientas que me encontrado en mi caminar, tomando plena consciencia de la necesidad de sanarnos como mujeres y de aportar nuestro brillo al mundo.

Sigo sumando inquietudes, explorando otros caminos como la terapia menstrual, la sexualidad sagrada, el equilibrio entre Masculino y Femenino, las lecturas del alma, el coach, todo ello me va ayudando y completando como ser, como mujer, como terapeuta

y aquí me tienes feliz de poder compartir contigo, en servicio, con amor y respeto, mis experiencias como mujer, el aprendizaje que durante años se ha ido almacenando y grabando en mis células , mis “pasiones” que siento en ebullición en mi y lo que estará por llegar por que ese gusanillo inquieto y curioso sigue ahí, vive en mi,

Un fuerte abrazo, Mila