MADRE

Mujer protectora y volcada en los demás

“Todos los meses pasarás por una etapa de nutrición hacia lo exterior, más protectora, más volcada en los demás “

 

Etapa del ciclo menstrual: Ovulación.

Fase lunar: Luna Llena.

Estación: Verano. La semilla florece, da fruto y madura gracias al calor del sol y a los nutrientes de la tierra.

Color: Rojo

Representa:Símbolo de la fertilidad y la nutrición: refleja la intensa luz de la luna llena.

Arquetipo: Hera la esposa creadora de compromisos o Deméter, la madre nutridora.

Símbolos: Vaca, abeja, luna llena, útero abierto, naturaleza, tierra, fruta.

Rito de paso: es el parto, el viaje iniciático de la  doncella que pasa a se madre que da a luz.

Energías: Es la expresión interna y externa del amor.

Se pierde el interés por la propia persona y te centras en los demás seres. El ego desparece casi por completo, con el peligro que te descuides a ti misma.

Valores: Mujer protectora, capaz de asumir responsabilidades, alimentar y dar sustento.

Durante esta fase, aproximadamente entre los días 14 y 16 desde la menstruación, varia según cada mujer, el folículo se abre, el óvulo se libera y se forma el cuerpo lúteo, se produce progesterona, encargada de preparar la pared uterina para la fertilización, y estrógenos.

La mujer está exuberante, pletórica de energía, diferente a la de la etapa anterior. Ahora la mujer tiene la energía de la madre, está amorosa, fuerte, con capacidad para cuidar de los demás y muy conectada a la tierra. Toda ella está centrada en nutrir y cuidar de los demás.

La luna es un espejo, refleja toda la luz del Sol, es el momento de plenitud de florecimiento, el tiempo de los frutos.

La mujer esta en su máximo esplendor. Preparada para las relaciones con los demás, sencilla, humana y plena. Aumenta nuestra sensibilidad. estamos expresivas, amorosas y fértiles en todos los sentidos. Te sientes sensual y encuentras el placer en la unión. Sabes cuidar y cuidarte y marcar límites.

Se identifica con el arquetipo de la madre, desde el momento en que arranca la ovulación hasta el inicio de la fase premenstrual. El óvulo ha sido liberado y segregamos también progesterona con el fin que el útero se prepare albergarlo y nutrirlo. En la anterior fase, Doncella la mujer muy enfocada hacia sí misma, sus necesidades y proyectos, en esta fase te sentirás más protectora y más volcada hacia los demás. Los niveles de energía se mantiene, pero esta vez con otro fin, el de gestar. Nos sentimos más amorosas, más empáticas, más sexuales, más creativas como resultado del aumento de nuestra sensibilidad y su coincidencia con el enorme nivel de energía que tenemos en ese momento.

Dismuniyen las atenciones sobre el ego y aumentan las atenciones hacia los demás.

Actualmente el Arquetipo Madre en la sociedad está muy desgastado, la madre se ha visto obligada a abandonar el hogar, los cuidados a los suyos para dedicarse mas hacia el exterior, al laboral. Quedándonos mas ancladas en la energía de la Doncella con la tendencia a lo social, laboral externo al hogar, sin la energía amorosa y de nutrición.

 

Buen momento para disfrutar de las relaciones con los demás, con todos, no solo familiar, con gran capacidad de empatía y para dar retoques y mimos a aquellos proyectos que necesitan algo más de cuidado o estaban estancados. El encuentro sexual, su nutrición, momento de sexualidad está exaltada. Faceta creativa en todos los ámbitos, mas ganas de cocinar, de adornar y crear hogar. Grandes aptitudes para la comunicación. Capacidad de escuchar, para comprender a los demás, para expresar gratitud y aprecio. Flexibilidad para adaptarte a situaciones.

Cuidado con que otras personas se aprovechen de ti, puedes llegar a ser excesivamente generosa. No satisfacer tus propias necesidades, te hará sentir frustrada. Asumir demasiada responsabilidad por ayudar a otros. Dejarte llevar demasiado puede dar lugar a negar tus necesidades y preferencias. Concederte menos espacios para ti.

No es buen momento de pasar mucho tiempo fuera del hogar, este te puede aportar mucho bienestar en esta fase. No es buen momento para actuar por tu cuenta. Para hacer horas extras o llevarte trabajo a casa.

Y nos encaminamos a la siguiente, hacia la Chamana.

 

by Mila Torró con referencias del libro Luna Roja y Momentos Óptimos de Miranda Gray

¿Quieres descubrir a “la madre en ti”?