CHAMANA 

Comienza la Mujer Intuitiva

“Todos los meses pasarás por una etapa de conexión interna, después de la ovulación serás como una hechicera con todos sus poderes“

 

Etapa del ciclo menstrual: Pre-menstrual, entre la ovulación y la menstruación.

Fase lunar: Menguante

Estación: Otoño

Color: Violeta, azul

Representa:  descenso hacia el aspecto interior de la naturaleza femenina: misterio, pasión, intuición y magnetismo, magia, poder femenino y atracción.

Arquetipo:Afrodita la amante, Kali, Hécate, Perséfone.

Símbolos: Serpiente, dragón, lechuza, hechicera.

Energías: Aumento de la sexualidad, conciencia, intuición y ensoñación, creatividad aumentada y desenfrenada.

Valores: psíquica, intuitiva, destrucción/creación, mundo interior, seductora.

En esta fase, venimos de la ovulación, del arquetipo Madre, en el que si el ovulo no fue fecundado, el cuerpo lúteo degenera de manera gradual y las hormonas disminuyen. Podemos encontrarnos con el “síndrome premenstrual con síntomas como migrañas, tensión, mamas hinchadas y sensibles, debilidad, fatiga, retención de líquidos, irritabilidad, depresión, etc.

Aumenta el ego, y nos podemos permitir centrarnos en nosotras mismas sin ningún remordimiento. Venimos de una fase con máximo contacto con el exterior, fase de la madre,  y aquí empieza el viaje hacia el interior de una misma, acompañado del descenso progresivo de los niveles de energía física. Tendrás más conciencia de ti  misma y de tu propio poder creativo.

Fase muy creativa o muy destructora;  la energía creativa que traía el óvulo quiere expresarse. Podemos oscilar entre creación-destrucción.

Aumenta nuestra intuición, la mujer intuitiva está más presente, con una necesidad espiritual y de conocimiento interno acrecentada. Fase de revisión y examen de la propia vida, en la que tienes la fuerza interna para decidir qué  eliminas, con que te quedas  y qué cambios quieres llevar a cabo. Antes de la menstruación es una buena etapa para hacer limpieza, “inventario”.

Fase en la que puede experimentar toda la energía sexual sin miedo, libremente, como en la Doncella. Es hora de purificar, de relajarnos, meditar,  centrarnos en nosotras en esta etapa comenzamos a dirigir toda la energía hacia nuestro interior.

En esta fase alternaras entre periodos de energía mental, emocional y física exaltadas con momentos de energía lenta y perezosa, habrá “picos” energéticos.

Buen momento para recoger los frutos, de evaluar lo que sembramos consciente e inconscientemente y conectar con nuestros deseos para volver a sembrar. crear impulsada por el entusiasmo en cosas que te inspiran y encienden tu chispa. Surgen ideas e imágenes mágicamente, de la nada. Detectar donde está el problema y eliminarlo sin remordimiento. Buen momento para limpiar creando espacio y orden.

Cuidado con los cambios de humor, los momentos de irritabilidad e intolerancia, con la facilidad de “crear” situaciones dramáticas,

No es buen momento para empatizar o trabajar en equipo, no es momento de iniciar proyectos que requieran de fuerza de voluntad, como dietas, rutinas de deporte, etc., poca capacidad de estructurar y planificar, para pensar y comprende de manera lógica o racional.

 

Y nos adentramos en la Fase de la  Mujer Sabia

 



				

 by Mila Torró con referencias del libro Luna Roja y Momentos Óptimos de Miranda Gray

¿A qué esperas para conocer a “tu Chamana interior”?